viernes, mayo 27, 2011



Por H o por B

Mi difunto padre me decía cuando dudaba de algo, que- 'por H o por B' la cosa debe de haber ido de esta manera o de la otra- Ahora que intento buscarle algún sentido a los resultados electorales de los recientes comicios municipales pienso en la H y en la B. Y realmente me doy cuenta de lo confundido que estoy.

Por una parte, no sorprende ver que en una democracia joven como la andaluza, el electorado vote de manera conservadora. Esto es, votar a los partidos conocidos. Y aunque fuera menos joven, como lo es la inglesa por ejemplo, la cosa podría seguir igual. De modo que para los que somos nacionalistas, a mi modo de ver, nuestra prioridad es evitar la deriva hacia un bipartidismo como el inglés, que es fundamentalmente estéril y deprimente. No está de más recordar que una cultura es una construcción homogénea como lo es cualquier otra construcción humana. La cultura inglesa es sencillamente deprimente y carente de dirección. Creo que los andaluces tenemos otro destino y por ello debemos luchar por el desarrollo de nuestra cultura en la dirección marcada por nuestros antecesores. La diversidad, la pluralidad, la tolerancia y la creatividad son algunas de nuestras mejores características. Debemos de aceptarlas tal y como son y no preocuparnos tanto por el poder, el cual envilece y atrae a los devotos de la vanidad y peor aún a los psicópatas. Pero eso sí, debemos velar por que el poder esté controlado.

Me sorprende ver en ese sentido que en Iberia se llame democracia a organizaciones que no permiten una selección concienzuda de sus representantes. Por otra parte, los indignados salen a la calle sin saber de qué quejarse o porqué están indignados. No tienen argumentos ni propuestas, porque están envenenados con los mismos defectos que sus líderes, esto es, la falta de diálogo, de reflexión y de capacidad de acción. En cuanto a la actividad política de nuestras sociedades íberas, sus cimientos están podridos. Los líderes políticos son elegidos a dedo. ¿Cómo entonces se espera que éstos líderes tomen decisiones que representen los intereses de los que los votan? Es literalmente imposible que esto suceda. Por tanto, para empezar hay que construir partidos andaluces alternativos donde todo lo que se haga sea esencialmente mejor y más ético que lo que sucede en los partidos mayoritarios. Lo hermoso es pequeño y los especialistas son los maestros de la calidad que forjan con sus manos día a día su producto artesano y están en contacto constante con la realidad humana. Los gigantes mediáticos son autistas y narcisos incapaces de leer lo que ocurre en la mente de los ciudadanos de a pie, aquellos a los que hay que cuidar y proteger. Dejemos las franquicias y las grandes empresas a los que no tienen identidad, ni carácter. Sin embargo, y al mismo tiempo a lo mejor nosotros seamos como Kung-Fu, y nuestra gran prueba sea atravesar el desierto Azul. Esto nos costará años. Pero por H o por B, llegaremos al oasis Verde y Blanco