viernes, octubre 20, 2006


Cambridge, 20 de Octubre de 2006

Queridos amigos;

Estas son mis primeras anotaciones en este "cuaderno virtual" que he creado para compartir mis reflexiones con todos vosotros. Soy un andaluz que vive en Cambridge. Soy un hombre de mediana edad y mediana inteligencia y sin otra pretensión que conocer el mundo en que vivimos (y por tanto también concerme a mí mismo, ya que el "ser" es una entidad atada al mundo real) con las limitaciones que conlleva ser humano, y por tanto imperfecto, inconcluso. Pero es esa misma limitación la que podemos usar para conocer nuestro entorno. Esa precaria situación es la que ayuda a solucionar problemas y superar la adversidad. Nuestra grandeza como humanos reside en conocer nuestra fragilidad. Creo que esa vulnerabilidad está íntimamente conectada con nuestra identidad porque si sabemos lo que somos podemos dosificar nuestras fuerzas y saber arriesgar con prudencia. Por tanto, mi punto de referencia, mi punto de arranque, es lo andaluz que hay en mí. Ese andaluz de paso lento que llevo dentro es mi brújula, mi instinto, mi reloj y sobre todo mi corazón.

Me veo a mí mismo como un típico representante de "lo andaluz". No puedo verme como un "aspirante" a andaluz. Creo que eso no es algo inconcluso. Quizás puede que sea un aspirante a "caballero", pero ser lo que se dice ser, soy andaluz. Quisiera que este cuaderno tuviera como eje e inspiración "el hecho andaluz" y la "identidad andaluza". ¿Porqué centrarse en Andalucía cuando en realidad vivo lejos de mi tierra?. ¿Porqué pensar en Andalucía cuando para la mayoría del planeta, Andalucía sea sólo un remoto y exótico lugar?. Creo que ser andaluz significa ser explorador y aventurero. Creo que el andaluz se tiene que curtir en tierras lejanas, el andaluz se tiene que hacer caminando y explorando el mundo, como han hecho siempre nuestros antepasados. Sostengo la creencia de que si los pueblos que se desarrollaron entre el Eúfrates y el Tigris son los padres del mundo antiguo, Andalucía es la madre del mundo moderno. Andalucía es la madre de América y los andaluces son los navegantes y exploradores de este mundo nuevo.

Dado que el mundo moderno es complejo, cambiante y caleidoscópico puede que sea difícil pensar que Andalucía merezca semejante y tan privilegiado tratamiento. Pero como he dicho al principio, Andalucía es mi inspiración, mi musa. Dicen que los enamorados lo dan todo por su objeto amado. También se dice que la imaginación es un don que si se sabe usar, puede generar ideas y reflexiones profundas. De modo que aprovechando tan sabias palabras, me voy a lanzar y dar rienda suelta a mi imaginación y fantasear con mi amante secreta; Andalucía.

Andalucía, te debo mi vida, te lo debo todo. Pídeme lo que quieras. Un beso. Er nota.

2 comentarios:

Landahlauts dijo...

Todos debemos mucho a Andalucía, nuestra tierra, nuestro bendito país, aunque a veces nos duela ver que, una vez tras otra, deja pasar un tren al que debería de estar subida hace mucho tiempo.

Un descubrimiento tu blog.

Un saludo, paisano... desde Andalucía.

er nota dijo...

Un saludo y un abrazo para tí también, desde Inglaterra y muchas gracias por tu comentario. Er nota.