martes, diciembre 30, 2008


Un Hospital Fantasmagórico


Ahora que es invierno, hace frío y oscurece pronto, parece idóneo contar alguna historia para poner los vellos de punta. Y cómo no, es mejor contar historias que uno conoce porque las vive.

Esto de trabajar en salud mental es un asunto extraño, no recomendable para nadie realmente. Pero bueno, una vez que uno está metido en ello, ¿qué se puede hacer? Aquí tenéis una foto de un siniestro lugar llamado Severalls Hospital, que está en Essex. En dicho hospital trabajo dos días a la semana. En realidad tengo la oficina allí, y veo a mis pacientes en la ciudad de Colchester, puesto que el hospital es demasiado intimidatorio. Es un hospital de seguridad, de esos en los que la gente entra por las malas. Afortunadamente yo me encuentro trabajando con los que no se han portado mal todavía, y aunque están muchos de ellos experimentando síntomas psicóticos, son capaces de vivir en la comunidad y así recuperarse.


Se cuentan muchas historias raras sobre este lugar, y no sólo las cuentan los pacientes sino también las enfermeras. Entre pacientes y enfermeras, parece haber algunas veces una extraña conexión. Cuando empiezan a hablar del hospital empieza uno a confundirse y no saber quién es el paciente...Dicen que hay fantasmas y que las cosas aparecen cambiadas de sitio al día siguiente. Los fantasmas son los espectros de pacientes fallecidos allí mismo. Otros pacientes que viven cerca del hospital dicen que existen catacumbas donde enterraban a los pacientes. Dichas catacumbas parecen estar bajo las viviendas aledañas ya que se dice que hay túneles desde el hospital que llevan a ese lugar. Uno de mis pacientes dice experiementar poltergeists en casa. Yo no he visto nada raro todavía...