domingo, junio 07, 2009


Sobre los OVNIS

Esto de ser padrino o padre puede suponer una especie de momento regresivo para un hombre adulto. La razón es que uno puede volver a aficionarse a las cosas que uno se dedicaba cuando era un adolescente o un niño, pero que nadie te subvencionaba. A mí me gustaba mucho la astronomía cuando era un niño. Me hice miembro de la Asociación Astronómica Albireo de Sevilla, que por aquél entonces tenía su sede en la Plaza San Francisco, en frente del ayuntamiento.

Por aquella época, y con aquellos amigos, hablar de OVNIS era como una especie de tabú o de herejía. Tales experiencias eran increíbles creo yo. Puesto que vivir en una ciudad dominada por el fanatismo de la imaginería y de los rituales primaverales te convierte directamente en un hereje si te gusta la ciencia. Pero ya sabemos que de todas maneras ser andaluz y ser hereje es lo mismo. En cualquier caso y volviendo al tema de los OVNIS, años antes de ser miembro de 'Albireo' ya había leído varias cosas del tema, pero acabé desinclinándome por dicho asunto. Lo curioso es que años después, cuando ya estaba en la universidad, algo pasó en el cielo de Cádiz, que incluso pudo verse en Sevilla. Estoy hablando de un fenómeno que ocurrió a principio de los años noventa. Yo estaba en el centro de la ciudad y al ver una cosa que flotaba fulgurante en el cielo a la luz del día, cogí el coche para Sevilla Este y parar en casa para trincar mis prismáticos. Fue algo extraño que duró toda la tarde. Una bola de luz que se dividía en varias cosas de colores. Al día siguiente, la televisión andaluza se hizo eco del fenómeno y dijeron que el fenómeno que vimos fue la explosión de un globo meteorológico civil que se usaba para el estudio de la atmósfera. Por lo visto explotó a la altura de Gibraltar. En aquél momento a mí me pareció una conjetura probable y lo olvidé. Nunca más me he interesado por el tema.

Ahora, estoy comprando unos fascículos y unas piezas por entregas para construir una especie de planetario. Se llama 'Build a model Earth, Moon & Sun orbiter', (http://www.build-model-orbiter.com/). Es para mi ahijado de Sevilla, el pequeño Mario. Se lo voy a montar y así aprovecho para pasarmelo bien y regresar a mi etapa adolescente que nunca pude disfrutar en condiciones. En dicha colección vienen muchos detalles históricos de astronomía, cosmología, astronáutica y ciencias de los planetas. De lo que menos me podría esperar es que sacaran un artículo sobre los OVNIS. Muy fuerte. Al parecer hay mucha gente que cree en los OVNIS, pero esto de sacarlo en una revista de astronomía es como publicar un artículo escrito por Carlos Jesus sobre Raticulín en el Scientific American o algo así. Desde un punto de vista sociológico sin embargo, puede ser que la sociedad occidental esté poco a poco más preparada para otras 'realidades' no lo sé.
Mi opinión personal es que el tema es bastante remoto y poco probable, de modo que es casi una pérdida de tiempo. Sin embargo, como digo, en el artículo de la revista han sido bastante rebuscados. He tomado una foto con el móvil de una figura prehistórica que se muestra en la revista. Por lo visto dicha figura se encuentra en Val Camonica, Italia. La figura está dibujada en una caverna y parece que lleva puesta una especie de escafandra. A lo mejor es un buzo en lugar de un astronauta.