jueves, noviembre 11, 2010

Poppy Day

Hoy me he quedado unos segundos un poco perplejo cuando en medio de una sesión de supervisión clínica, Elaine Hunter que es mi supervisora, nos comenta que si nos importa parar a las 1100am un par de minutos para guardar silencio. Por unos momentos pensé que se trataba de algún atentado histórico o algo así, hasta al rato me acordé que por esta época se celebraría algo así como la justificación de que este país se apunte a todas las guerras que pueden para después perderlas. Me resulta sorprendente que la gente se coloque una flor de papel para reconocer que las guerras son necesarias. Los muertos no sirven para hacer a la gente cambiar de opinión. Todo sigue igual.