sábado, octubre 29, 2011

La Farsa del Paro

Ahora y quizás un poco tarde, los medios de comunicación equiparan el estar en paro con sufrir un drama personal. Al menos eso es lo que 'El País' digital dice. Sin embargo, hoy día estar en paro significa creo yo, algo diferente. Después de tantos años viviendo en situación precaria, si la gente estuviera verdaderamente en un extremo dramático, cosa incierta, al menos uno o dos millones de andaluces y/o españoles deberían ir saliendo en estampida de este país de mediocres. Pero la realidad es que sólo una minoría se marcha. La gran masa prefiere seguir viviendo del cuento, como siempre. Ahora no estamos frente a una sociedad postfranquista desde la cual los sociatas justificaban un atraso estructural crónico. Han pasado muchos años desde que el PSOE-A comenzó su labor y todavía vemos que estamos como al principio. Tasas altísimas de ignorancia, catetismo y conservadurismo. Ahí los tenemos, supuestamente muertos de hambre, pero dispuestos a seguir sacando a sus ídolos de madera a la calle, para que les solucionen la vida. No se puede esperar que una sociedad se haga más justa y más eficiente si todos esperan que un santo o un milagro solucione las cosas. Pero esto es lo que la gente realmente espera y así nos va. Un país de superstición, decadencia y corrupción. Demasiadas cigarras, si señor. Abandonen el país, y arriesgen. No se queden en casa esperando que un nuevo presidente les provea de la sopa boba.