miércoles, octubre 31, 2012

Churrería y Bar Flamenco






En la Plaza de la Toná en el popular barrio de San Pablo de Sevilla, se encuentra uno de esos negocios que ahora escasean. Es una churrería y un bar de desayunos al que acude todo el mundo y que destila lo mejor de la casta andaluza. Es una empresa familiar que llevan los Cruz desde hace dos generaciones y  que no podía llevar mejor nombre. Desde este lugar partía yo con Antonio Cruz hacia el instituto todas las mañanas hace ya más de veinte años. Ahora que he vuelto a saludar a mi amigo, compruebo que hay cosas que no deberían de cambiar, como nuestro consumo de churros y chocolate. Espero que como desde hace siglos, continuemos con nuestra tradición gracias a gente como la familia Cruz.