domingo, octubre 07, 2012

Lo Que Cuesta la Imbecilidad



Que los imbéciles controlan el mundo es un hecho consumado. Tenemos que pagar por su estupidez y estamos esclavos de su capricho. Aquí en una foto cerca de la playa de La Línea de la Concepción, Cádiz, hoy domingo ha amanecido este parque lleno de botellas vacías y bolsas de plástico abandonadas por esos pobres que no se pueden pagar las copas en el bar. No pueden llevarse la basura con ellos, es muy difícil. Al final, lo pagamos todos. Ahí están un equipo enorme de barrenderos que podían estar atendiendo otros lugares teniendo que recoger la basura de estos irresponsables. En los ayuntamientos no hay dinero, y los ciudadanos tiran el poco que hay.