domingo, noviembre 23, 2008

Vaticinios del Washington Post

Dicen en dicho periódico que Zapatero y Obama puede que acaben siendo buenos amigos. Espero que ZP aprenda inglés, y que aprenda más de cómo son los de Estados Unidos. Si ZP mantiene su autismo y obsesión por parecer inmune a lo que pasa en el mundo, seguirá la tradición de Franco y muchos otros.

Necesitamos líderes que sean conscientes de qué papel jugamos en el mundo y eso es muy difícil si uno se pasa todo el día aislado (como les pasa a la mayoría de los españoles). Luego ponen un explosivo en Madrid que asesina a muchísima gente (totalmente impropio de ETA en el siglo XXI) y todo el mundo se cree que es la ETA. Jugar la baza internacional no es fácil, pero no imposible. Si España empezara a convertirse en un lugar más internacional, esto sería un momento crucial para la historia. Espero que ZP no se despegue de Obama, o que ZP no haga ninguna de sus típicas intervenciones y lo estropee todo. España necesita un amigo en Obama y no hay ninguna excusa. Si esta amistad se consiguiera nos vendría bien a todos.