lunes, agosto 17, 2009

Andalucía en Lituania
En el corazón de Lituania hemos estado un grupo de andaluces para celebrar una boda. Un andaluz se ha casado con una lituana en la provincia de Silute, que está muy cerca del mar Báltico. Nosotros como familia hemos ido a apoyarlos. Se nos ha recibido estupendamente y los lituanos nos han tratado como si nos conocieran de toda la vida.
Como reflexión está el hecho de que Lituania no tiene ni la mitad de ciudadanos que tiene Andalucía y consiguió su independencia en 1991, poco después de la caída del muro de Berlín. Para más conexión con la injusticia, Lituania fue en el pasado mucho más grande y extensa que en el presente. Esto no ha evitado volver a recuperar su identidad y crecer no sólo al Este de Europa sino por todas partes puesto que sus jóvenes están por todo el globo emigrando y desarrollándose sin miedo. Una lección para todos esos andaluces que andan ahí escondidos en sus pequeños pueblos y que nunca se atreven a romper el cascarón. Los lituanos de tradición rural como los andaluces, son generosos y muy bebedores, poco religiosos y muy felices. Mi hermano se ha casado con una buena mujer y espero que ella abrace a nuestra familia andaluza como nosotros abrazamos a la suya.