sábado, diciembre 12, 2009


Caparrós Mártir Andaluz


No sólo hay que aguantar la atrocidad de ser asesinado por exponer públicamente un derecho, el derecho de ser andaluz, sino también hay que sufrir transgresiones contínuas como este atentado terrorista español que ha ocurrido en Málaga; una vez más la placa de Caparrós mancillada. Está claro que el Andalucismo está vivo y ofende a los opresores.

Si los agresores fueran nada más que gamberros y no terroristas, entonces no hubieran hecho semejante faena cercana al día 4 de Diciembre. Podría haber pasado cualquier otro día y por supuesto no hubiera habido comentarios, sino simplemente un destrozo. Los bienintencionados comentarios de los lectores digitales no quieren reconocer que esto es un atentado en toda regla. Para esto no hay cárcel, ni persecuciones, ni Inquisición.


Viva Andalucía Libre!!