viernes, diciembre 18, 2009

Essex de Blanco

Esta mañana he tenido el gusto de comprobar que todo estaba nevado. La consecuencia era que tenía una excusa para quedarme en casa. En Inglaterra con unos centímetros de nieve basta para no tener que ir a trabajar. Me pregunto cómo verán esto los alemanes o rusos.

Como se puede ver en la foto de mi jardín, la verdad es que han caído al menos 7 u 8 centímetros de nieve lo cual implica que las carreteras se llenan de hielo y ciertamente es peligroso. El que se aventura se arriesga a quedarse bloqueado en interminables colas de coches.

En cualquier caso aquí estoy a salvo en casita, con las cortinas abiertas y ¿cómo no? trabajando desde de casa.