sábado, diciembre 10, 2011

British Clowns


Los grandes líderes no son los que vemos en los medios de comunicación, sino los que tiran de los hilos de esos mismos personajes televisivos. Son los poderosos tan listos que usan a los políticos como caretas tras los que esconderse. Esto en realidad es un secreto a voces. Pero lo que más revienta es la farsa y la doble moral de un país que presume de valores democráticos pero que practica el bullying más descarado. En Europa, los magnates británicos son extremadamente peligrosos. No solo son destructores inconscientes, hipócritas que alienan a todo el mundo con su falso escrúpulo. Son también grandes embaucadores y artistas de la manipulación social. Tanto mentidero hay que hasta ellos mismos se creen sus propias historias. Pero detrás de esas caritas paliduchas se esconden predadores insaciables. La City ha destrozado al mundo entero con sus falsos créditos y ahora con todo su desprecio quiere abandonar la mano que le da de comer y ahogar a sus mejores clientes. Esto es signo de psicopatía. Ojalá que se jodan y que ya nadie les crea. Ahí los tenéis, avaros como nadie, sin querer dar su brazo a torcer, puesto que lo quieren todo para ellos. Espero que el resto de países europeos empiecen a abandonar a la City como centro financiero y todos se desprendan de este lastre, esta piedra al cuello que ha sido para Europa durante bastante tiempo. No es que España, ni otra región europea carezca de halcones, sino que cualquier predador dejado a su libre albedrío acaba destruyendolo todo.  En un mundo donde el poder está concentrado en pocas manos, no hay inocentes, pero no como se suele decir, una cosa es apretar y otra es ahogar.