lunes, mayo 03, 2010


El Limbo No Existe

Ahora que los curas nos dicen que el Limbo no existe, no sabemos si esto es una maniobra distractora, o simplemente la deconstrucción y por tanto el fin, sino del cristianismo, al menos el del catolicismo. La crecientes salidas del armario para declarar en toda Europa la vergüenza de haber sido violado, abusado y destruido psicológicamente por aquellos que representan a Dios, realmente clama al cielo. Lo triste es que no hay un dios que se responsabilice de estos actos. Nadie quiere dar un paso y asumir responsabilidad. Pero la Iglesia lo pagará caro.

Ahora que el mundo virtual de la Iglesia se encoge cada vez más, ahora que queda cada vez menos espacio para ángeles y demonios, la luz llega a todos sitios, incluyendo al cuarto oscuro de los curas. El cuarto donde violan y destruyen la vida de los que custodian, la vida de los vulnerables: los niños y las niñas.

Nunca enviaría a mis hijos a colegio de curas o de monjas. Cederle responsabilidad a gente que proclaman vivir el celibato y no son capaces de reprimir sus deseos más perversos y depravados es como dejar a un cordero frente un león hambriento.

Si el demonio existiera seguro que sería católico. Y por tanto, ya que el mal lleva los ropajes de la corrupta iglesia, luchará para que esta sobreviva a toda costa.