miércoles, junio 16, 2010


¿La Grandeza del Fútbol?

Como estoy malito me he venido a casa pronto, y he curioseado en internet cuándo era el partido de España-Suiza, sobre todo porque al cancelar una cita la paciente me ha dicho que si en lugar de trabajar lo que quiero hacer es irme a ver el partido de fútbol. Supongo que la mayoría no creerán que no sabía nada de este partido, pero es cierto. El caso es que el comentario me tocó un poco las narices.

Puede que esto haya hecho que después, al llegar a casa haya echado un vistazo por internet y hayavisto un comentario sobre el progreso del partido, escrito por un periodista llamado Eduardo Rodrigálvarez

, el cual escribe la siguiente línea a raíz del desfavorable marcador para España. Literalmente dice ; -el futbol lo hacen grande los futbolistas, el público y las injusticias. Hoy se ha producido una más, pero en eso también reside la grandeza de este deporte-. Puede que semejante reflexión sea puramente producto del momento y de la tensión. Sin embargo, me llama la atención desde un punto de vista psicológico, cómo el señor Rodrialvarez construye su actitud hacia el fútbol. Supongo que cualquier otra actividad humana necesita de actores (futbolistas), una audiencia que valore la acción llevada a cabo (en este caso aficionados) y por supuesto toda actividad humana contiene aspectos éticos y de justicia. De modo que no sé a qué se refiere el señor Rodrigálvarez, puesto que el fútbol no parece tener más procesos, ni sofisticación que ninguna otra actividad deportiva (en particular) ni humana (en general). A parte, no sé qué injusticia puede tener perder un partido, puesto que o se gana, se empata o se pierde.


Cuando uno mira la definición de 'grandeza' en el diccionario, se puede encontrar referencias a el tamaño de una cosa en relación a otra de su mismo género, magnitud, importancia y excelencia moral. Creo que quizás el fútbol sea recibido por la audiencia con más atención en proporción a la publicidad que se hace del mismo, puesto que en otros países donde se promocionan otros deportes, pasa lo mismo. En cuanto a la excelencia moral, no la veo por ningún sitio y el sentido de juego complejo o sofisticado que yo sepa no entra en el concepto de grandeza.


Un calificativo similar, 'lo grandioso' se aplica a cosas de grandes dimensiones que causan mucha impresión por su belleza o su significado. La belleza y el significado del fútbol si es que existen tienen que tener una cualidad parecida a los asuntos teológicos, puesto que no son nada obvios. ¿Tiene el fútbol mayores dimensiones que el rubgy, el fútbol americano, el béisbol o cualquier otro evento de similares características? Dudoso. ¿Es el fútbol un espectáculo imponente? Dudoso. Para los que entienden de teatro, cine o cualquier arte que merezca interés, el fútbol parece más bien un evento carente de elegancia e inteligencia. Podría decirse que quizás el fútbol como otros deportes tienen su atractivo en lo espontáneo, pero en ese caso el ajedrez es mucho más valioso y rápido.


A mi modo de ver lo mejor del fútbol es lo que cualquier actividad de grupo tiene, y es el potencial de pasar un rato junto a amigos y disfrutar, pero por desgracia la mayoría que dice gustarle el fútbol prefiere sentarse frente una pantalla a ver cómo otros juegan. Esto devalúa mucho el escaso valor que tiene la práctica deportiva, aunque sin duda reduce también los riesgos de lesionarse algunos músculos, puesto que otros como el corazón, les suele fallar a los aficionados apasionados al ver cómo pierde su equipo.


En fin, no veo que el fútbol tenga nada de grandeza, sino más bien todo lo contrario, pero si tiene alguna importancia es la que el aficionado se la quiera dar. Pero creo que el culto a las celebridades, el consumir Coca-cola, la omnipresencia de la bandera de Estados Unidos, la superioridad del pelo rubio platino, el poderío de los grandes bustos y genitales deben tener relación y similar nivel de reputación que el fútbol. Son cosas que parecen ser más obvias, tangibles e importantes porque se nos adoctrina a aceptarlas como referencia. ¿Es a esto a lo que se refiere el periodista en el fondo? ¿Es el adoctrinamiento y la devoción consecuente, lo que subyace a la grandeza de las cosas? En ese caso, la inteligencia, la belleza, la creatividad y la espirtualidad humana no tienen nada que ver con la grandeza.


De cualquier manera, estas líneas no van a cambiar la necedad dominante, son solo unas reflexiones para equilibrar la tendencia a la ligereza de expresión que se ve en las altas tribunas de los profesionales del periodismo. Aprovechar para dar el pésame a los compungidos fans de la selección española, y decirles que bueno, a lo mejor hay grandeza en el perder.


Dicen algunos expertos en psicología del trauma que la vida no es más que una serie de pérdidas y de momentos de consciencia relacionados con la pérdida. Y como en el deporte se tiende a perder más que a ganar, a lo mejor es una manera para que las masas aprendan a respetar la lección más fundamental de la vida. Este último razonamiento se lo dedico a mi paciente, la cual me ha facilitado encontrar una función útil al fútbol (actividad que detesto), cosa que me hace sentir mejor aunque a la vez más viejo, porque en vez de enfadarme con las cosas que me disgustan cada vez más tiendo a sentir menos fastidio por ellas: gracias paciente!!