miércoles, junio 04, 2008

El 23 F fue un Éxito
Habrá interpretaciones diversas sobre lo que pasó el 23 de Febrero de 1981 en España. Como siempre desde aquí, las interpretaciones y críticas no serán las normativas. Pero en este caso estoy inspirado por las conversaciones con un amigo catalán llamado Joan Lluís que vivió aquello muy de cerca y que conocí también en la Diáspora.
Aquello fue sin duda un golpe de estado, pero al parecer ya se veía venir. A nivel internacional en Estados Unidos se había publicado en una revista de los 'think tanks' meses antes, la probable ocurrencia del mismo. En España el creciente y decisivo paso de los diferentes pueblos íberos hacia un federalismo, hacía que la 'derechona' española, se mosqueara muchísimo. Suárez prefería una España roja antes que una España rota. Pero los españolísimos (que son en el fondo y en la superficie los más antiespañoles) no iban a permitir esto.
Incluso en Andalucía, hacía poco que millones de andaluces salieran a la calle para manifestarse en favor de la autonomía y de la capacidad federativa de los íberos. Pero los que manejan los hilos de la España más casposa tenían preparado un golpe de estado.
El éxito del mismo no es en el hecho de que triunfase o no. El éxito radicó en que asustó a todo el mundo. Y desde entonces, ni catalanes, ni vascos, ni andaluces hemos tenido el valor de salir a la calle para pedir igualdad y soberanía de nuestros pueblos. El temor es el que haya otra guerra civil. Y el golpe de estado triunfó en atemorizarnos a todos.
Todos nuestros anhelos han quedado a la altura de lo artístico. Es decir, ahora andaluz es el andaluz de la Feria o del Rocío, el catalán es el que baila la Sardana y todos colocamos banderitas en los ayuntamientos y cantamos muchos himnos, pero nada más. A los movimientos soberanos íberos se nos fue la fuerza de plano después de este intento golpista. Las cosas no han sido igual desde entonces, dice mi amigo Joan Lluís. Y tiene razón.
Y para la mayoría de los españoles, los que vamos de andaluces, catalanes o lo que sea, somos unos desalmados. No tenemos derecho a expresarnos y se nos condena al ostracismo o se nos asocia con valores antidemocráticos. Ya no se acuerdan que fuimos nosotros, los republicanos, antifascistas y federalistas los que nos movimos y nos llevamos las hostias para llegar a la democracia, y somos nosotros los que luchamos ahora por ella. Pero por desgracia es así como nos ven, como gentes que quieren 'destruir España'.
No se puede destruir lo que no existe, lo que no está desarrollado por consenso, y lo que no está bien digerido. Y si algo hay, desde luego no puede estar definido por los castellanos. Tiene que estar definido por todos y cada uno de los ciudadanos íberos. Y en ello deberían de entrar hasta los portugueses. Lo que queremos construir es un espacio donde quepamos todos, y la idea de España sólo da cabida a una sociedad clasista y vaga. La prueba está en las enormes desigualdades sociales que hay en el Estado Español (clasista) y el nulo esfuerzo de la clase dominante por sacar a España adelante (vaga).
Pero esta es una interpretación atrevida y muy aguda de lo que pasó, y de cómo este hecho histórico nos ha ido marcando hasta hoy. ¡Querido Joan Lluís eres un mákina!.

7 comentarios:

Landahlauts dijo...

Lo que está muerto se acaba descomponiendo. Y no es culpa de nadie. Es así y punto.

Es cuestión de tiempo, sólo...

José Miguel Navarro dijo...

Hoy no estoy de acuerdo contigo. Creo que los únicos que se han atrevido a definir lo que era España, han sido los catalanes, en el preámbulo de su Estatut. Por lo demás, en España el 23 F no tiene ya ninguna transcendencia. Fíjate que ni se recuerda ya la efeméride cuando llega la fecha. En cuanto a las reivindicaciones nacionalistas creo que deben de tener cabida siempre y cuando se respete el marco común ya pactado que supone la Constitución. Un abrazo y enhorabuena por haber vuelto a actualizar esto que nos lo tenias un poco dejado. Por cierto, Er nota es un buen seudónimo pero me gustaria que colocases tu nombre también. Le da seriedad a la cosa el ser capaz de poner la verdadera razón social de cada uno. Se te echó de menos en Castilleja de la Cuesta

Miguelandaluz dijo...

Bueno, vuelvo a intentar dejar un comentario en este tu blog. Asiduamente lo visito y ultimamente nos tuvistes un poquito abandonados, pero se te perdona. No estoy de acuerdo con vuestra teoria. Lo siento. El intento golpista no beneficio a España para mantenerla unida y lo que si es claro es que el estado de las autonomias es necesario pero no a cualquier precio. Es obvio que a los catalanes por razones de peso economico les beneficie pero a otras autonomias no. El inmenso deficit de nuestra Andalucia tiene parte de su origen en la sobreinversión que se realizo en su momento en una región que intento -es lícito- ser más poderosa que las demás, Cataluña...Explicame si no porque se coloco la industria manufacturera tan alejada de la materia prima con lo que ello conlleva de aumento de costes. Bien, esta es mi solución. Estoy de acuerdo con un federalismo, autonomismo o como querais llamarlo pero, siempre y cuando lleguemos antes a un estado de igualdad entre todos esos microestados porque, no sería lógico, iniciar un camino se supone que de igualdad, cuando determinadas partes de este todo, parten de un estado más avanzado propiciado por un aporte de trabajo común.

Er Nota dijo...

Landahlauts, eso es así, espero que la historia ponga las cosas en su sitio.

José Miguel, me alegro volver a 'verte' por aquí!! Creo tu comentario es válido, aquí el punto de reflexión es seguir pactando las cosas de acuerdo con las necesidades contemporáneas. Y a eso es lo que esta anotación se refería. Respecto a lo del seudónimo, creo que es producto de alguna mala experiencia, tu sabes que alguno aprovecha para insultar y hacer daño. Mi nombre es Gustavo Camino (no sé si te lo habré dicho antes), pero te puedes dirigir a mí como Gustavo, er nota o incluso Huhtabo (así es como me llama mi tía). Un abrazo.

Er Nota dijo...

Miguelandaluz, no te preocupes que discrepar no es malo, sino todo lo contrario. Tenemos que construir juntos las cosas y que cada uno vea las cosas de diferente manera es beneficioso.

Creo que las ideas expuestas bien valen un post porque José Miguel y tú habéis puesto sobre la mesa varios conceptos bastante complejos de discutir aquí en sólo unas líneas. Un saludo

Fernando dijo...

No puedo compartir su opinion sobre el 23F y sus consecuencias, creo que fue un plan que nacio muerto

Lo que pretentia ser un golpe de estado quedo reducido poco menos que a una excursion de la guardia civil a la carrera de San Jeronimo y tanques en Valencia.
Dentro del estamento militar hubo muchos que no quisieron saber nada del tema, y hubo quien trabajo desde el principio para que se quedase en lo que se dejo: en nada.

Er Nota dijo...

Fernando, gracias de nuevo por dejar un comentario. Sin duda lo que dices tiene valor histórico. Aquí en este blog tratamos de ver las cosas de otra manera, con otro prisma, a ver si me explico. Para las versiones oficiales ya hay muchas fuentes reforzando la misma idea. Pero me has ayudado a pensar en otro tema relevante, que es 'la necesidad olvidar cosas molestas'.