martes, octubre 07, 2008


Esta Noche


En los próximos días mi vida va a cambiar y no sé en qué dirección. Aprovenchando que el bebé está dormido, un rato de reflexión me llena de inquietud.
Esta noche Woody Allen está tocando en el Carlyle Hotel de Manhattan y yo me he quedado en Brooklyn. No sé si me estaré perdiendo algo, pero el solo hecho de pensar que podría haber estado cerca de Woody Allen hizo que se me saltaran las lágrimas. Lástima que no pensé en esto antes. Podría haber comprado las entradas con antelación, pero con el curso, ya se sabe.

No sé qué curso llevarán las aguas y no sé qué me estoy perdiendo y qué me perderé. O si me perderé en lo más hondo del océano. Quisiera llegar lejos, pero me veo muy mermado de energías para alcanzar mis metas.
Quiero despedirme de esta noche de fragilidad con esta foto, en la que un puente robusto parece esperar que alguien cargado de ilusiones se decida a cruzar al otro lado.