viernes, mayo 08, 2009

Hablando de Economía con un Manager

Hoy he salido después de trabajar a tomar un refresco con los compañeros del equipo de 'Primeros Episodios' de Chelmsford. El manager que se llama Austin, es un tipo bastante buena persona. Pasó su Luna de Miel en Sevilla hace ya muchos años y le encanta Carmona y el Parque Nacional de Doñana. Hemos aprovechado un ratito para charlar de cosas mundanas, en lugar de las cosas del trabajo.

Austin piensa que a pesar de que los ciudadanos en Inglaterra disfrutan de muchos servicios públicos (i.e. gran especialización en servicios de salud, ratio alta de profesionales de salud por ciudadano, buenas carreteras y colegios, alto grado de empleo público y privado), los gobiernos locales son un estorbo. Y aquí nos referimos, no al gobierno de la Comunidad Autónoma de Inglaterra, sino a los gobiernos municipales. Aquí se puede pagar más de mil euros al año al ayuntamiento local o a la diputación (según se viva en una población media o en una pedanía). Austin cree que mucho de ese dinero se malgasta en mantener a muchos políticos y es un desperdicio. Es curioso, porque a cada contribuyente se le manda cada año las cuentas del ayuntamiento y lo curioso es que los gastos parecen justos (i.e. mantenimiento de la policía, bomberos, educación, servicios sociales). Me ha sorprendido su opinión.

Por otra parte Austin piensa que Inglaterra se unirá al Euro dentro de poco, quizás cuando la libra se recupere. Un último apunte de Austin es que él cree que Inglaterra debe alinearse con Europa y no con USA. El cree que Inglaterra ha pagado muy caro el ser incondicional con USA desde los tiempos de Reagan. Sin embargo, Austin no tiene claro que exista ningún partido político inglés capaz de tomar una actitud consistente respecto a este problema. Austin rememora el miedo y la reticencia de Inglaterra a unirse a la Unión Europa, temiendo que Francia asumiera mayores poderes. Austin observa que estos son miedos infundados y que Europa es el futuro.

Una agradable conversación, si señor, como anticipo del fin de semana. ¡Que os lo paséis bien!!