viernes, septiembre 24, 2010


Equinocio de Otoño

Ayer fue el equinocio de Otoño, ese momento en el que el día y la noche tienen igual duración. El clima ha cambiado de pronto y hemos observado cómo se ha levantado un viento frío y seco que de alguna manera ha marcado con puntualidad el cambio de estación. Todo esto también coincide con que la luna está llena. En estas horas tenemos la luna de la 'cosecha'. Una coincidencia adicional pero mucho más aleatoria tiene que ver con los nacimientos de seres humanos. Ayer mi mujer, que es matrona, me dijo que varias plantas maternales tuvieron que cerrar de la cantidad de mujeres que estaban pariendo.

Aquí en Inglaterra la crisis no se nota para nada. Todo el mundo anda ocupado como siempre, las mujeres embarazadas y las carreteras abarrotadas de coches. La vida sigue igual.