miércoles, septiembre 15, 2010


Y Los Dioses Cayeron

Hubo una época en la que los hombres creían que la ciencia consistía solamente en investigar aquello que se podía contar o pesar. En aquella época también esos hombres creían en dioses, en cuentos de hadas, fantasmas y espíritus. Esta contradicción se explicaba puesto que la ciencia estaba separada de tal modo de la religión y de la superchería, que impedía que éstas últimas fueran 'medidas', 'pesadas' o 'contadas' por la primera.

Poco a poco, las religiones y otras creencias absurdas fueron estudiadas por aquellos hombres que los científicos consideraban como colegas rebeldes. A pesar de la oposición de la ciencia oficial, las religiones fueron objeto de estudio sistemático. Acabaron siendo contadas, medidas y pesadas de acuerdo a su fuerza y trayectoria. Una vez que este nuevo paradigma científico despegó como disciplina, una a una fueron cayendo. Al final del largúisimo y arduo proceso que supuso una tremenda resistencia de lobbies y de poderosos manipuladores, no sólo las religiones y la superchería enfermaron de muerte, sino que los mismos dioses cayeron desplomados del cielo.

Aquí en esta foto se puede apreciar el último dios caído mientras los niños se divierten saltando sobre su cadáver.

Relato dedicado a Carlos Gonzáles (andaluz y ciudadano de París, Francia)